Join the Conversation

1 Comment

  1. Hace un tiempo, cuánto???, he perdido la cuenta. Estando en uno de los tantos lugares donde uno va a escuchar y llenarse de palabras ajenas, había sobre uno de los pupitres (no una mesa)un libro llamado Bichonario o algo así. Lo pedí y allí guardé para mí algunas de las comparaciones que luego hizo reir tanto a mis oyentes pequeños cuando iba a narrar/Pero, luego no supe más de ese bichonario. Eran profes o maestras de Esperanza, no sé de dónde que tenían ese material.
    De lo más gracioso, de lo más creativo. Hoy, luego de tantos años, y de recibir durante “años más años” Imaginaria se me dio de entrar a la vida de Ximenez y allí recordé. Y entonces, me puse a escribir lo que había sentido. Porque uno debe contarle al otro, al autor, lo que su escritura hace en el entorno, deslumbra al lector/ Hay que contarlo. Susana Ballaris/antes vivía en la ciudad de Gálvez ( la ciudad de Pedroni) hoy en Rosario.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *