La moneda

La moneda pasa rodando de una baldosa a otra. Está nublado. Hace frío. Me sigo olvidando el nombre de algunas cosas.

Desde la cocina se oye una máquina, una sierra que atraviesa algo. Ya no es tan temprano. A todo esto, la mujer del frasco de café sonríe.

De adentro de mi cabeza viene una música antigua, sin nombre, gastada por el uso. Me gustaría verme en un espejo, ahora mismo, así como estoy, conocerme un poco mejor antes de seguir construyendo lo que acabará por ser el día.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *