Join the Conversation

No comments

  1. Sentado en el piso el niño miraba: una sra llamaba a su esposo, intentando con esmero ser escuchada, sin ser oida era dejada.
    Loco, loco, repetia en voz fuerte la señora, quedando sin aliento
    loco, loco, volvia a repetir la señora con la voz mas fuerte aun.
    Oh querida decia un hombre mayor que con odio repetia, loco, loco!… Mi amor.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *