Tengo las llaves

Tengo las llaves en el bolsillo del pantalón. Mientras camino por la calle golpeteo las llaves con las puntas de los dedos, haciendo ritmos. Suenan como una pandereta. Eso cuando no hay nadie cerca. Cuando viene alguien enderezo la espalda, bajo las cejas, aprieto el portafolios en la mano izquierda y en general actúo tan serio y preocupado como se debe estar en estos tiempos.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *