Join the Conversation

No comments

  1. Sí, lo que pasa es que acababa de mirar tus fotos del Tigre, y la emoción me obnubiló. Sucede que en esas aguas marrones pasé todos los veranos de mi infancia, y era estar todo el día en el río, nadando o remando horas y horas. Se puede decir que uno de esos muelles era mi hogar durante la mayor parte del día.

  2. Yo agradezco que hayas puesto esas fotos. Mi mamá siempre me habló del Tigre y cómo pasaba allá sus veranos. Ahora que vi las fotos dije: Ahhhhh!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *