Junto al Monumento a la Bandera

Junto al Monumento a la Bandera, en Rosario, hay un cañón imponente, amenazador, color verde oscuro, que apunta al río. Con la falta de respeto que uno ha ido aprendiendo a tener, me asomo a la boca para ver qué hay adentro. Está oscuro. Entonces se me ocurre sacar una foto con flash. Así, compruebo que el cañón todavía sirve para algo:

Foto por Eduardo Abel Gimenez

Y hablando de cañones, resulta que en Los Cocos, Córdoba, un lugar lleno de juegos y diversión, hay otro ejemplar, si no idéntico al de Rosario al menos muy parecido. El detalle: a alguien se le ocurrió la brillante idea de apuntarlo a un sitio de juegos infantiles. De esta manera, estoy seguro, los niños crecerán con una mayor conciencia de las condiciones que les depara el futuro:

Foto por Eduardo Abel Gimenez

(Los responsables del lugar no se hacen cargo de los accidentes. En cierto sentido, nada es accidente.)

Join the Conversation

No comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *