Todo se va poniendo amarillo

Todo se va poniendo amarillo. Es una plaga, una catástrofe, un desafío a las leyes de la física.

El olor de las uvas se pone amarillo. Alguna gente empieza a preocuparse.

Sale en los diarios: “El tacto de la seda se puso amarillo.”

Sale en la televisión: “El sonido de las bocinas se puso amarillo.”

Hay quienes corren en busca de refugio, pero no tienen dónde ocultarse porque sus propias percepciones los persiguen.

Join the Conversation

No comments

  1. Michel: La sinestesia siempre fue amarilla 🙂

    Daniella: no se me había ocurrido, pero es bien posible.

    Norya: ¿De qué color se puso tu amarillo?

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *