El saquito

En una mesa del tenedor libre que está un poco adelante y un poco a la izquierda de mí hay una chica más bien gordita, linda, con un escote rojo completamente abrumador, y sobre la prenda roja un saquito negro abierto. Está con su novio. Cuando él se levanta a buscar algo de comida, ella se cierra el saquito como una monja. Cuando el novio vuelve, asoma otra vez el abismo bordeado de rojo.

Join the Conversation

No comments

  1. Es una imagen amorosa muy intensa.
    Muy de película de pocas palabras.
    Muy yo-para-ti. Fuera del mundo.
    Suele ocurrir al revés.
    Cerrándose el saquito ella abre el corazón (rojo) y muestra el tesoro que reserva para él.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *