Join the Conversation

No comments

  1. Hay libros a los que ni siquiera se les debería permitir volar, por el bien de las palomas…
    aunque pensándolo mejor, las palomas se merecen eso y peores cosas.

    Hábrale la ventana tranquilo y sepa don EdAbel que los libros con solapas abiertas vuelan mejor dando círculos (el efécto centrífugo, poray le acomoda mejor las letras o por lo menos saca las que sobran)

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *