Compré una quena

[17/5/2003]

Compré una quena en una feria artesanal. Suena muy bien en manos del que la hizo, densa, afinada. Cuando llegué a casa soplé un poquito: empezó a emitir algún silbido lleno de viento intruso. Es algo. Nunca tuve una quena, nunca hice sonar una quena. Quiero remediar ese hueco en mi vida compuesta por flautas dulces.

Join the Conversation

No comments

  1. Saludos

    Algo es algo,cómprate alguna de estas chucherías: DULCEMELE,FLAUTA DULCE,DULZAINA,(también vale una dulzainera) o una CARAMELA.

    Te KANSARA tanto dulce,claro, pues te pasas al clari-NET o al clar-ín, a instrumento más cortos:
    NOSE; repetitivos:RECO-RECO.

    Si el cansancio es mucho, hazte con la flauta de Bartolo o con instrumentos muy afinados (se tocan sólos)como el RE-DO-bLAnte.

    Si es cansancio es bestial, pásate a la flauta del asno,esa que sonó, por casualidad según la fábula.

    En fin, el caso es pasar el rato, o en tu caso, y el mío, pasEar el ratón por internet.

    Con bromas también se llena el hueco en nuestra vida.Me gusta tu web.

    Saludos
    Julián.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *