Diarios de dos planetas

[16/11/2002]

Muñecos esparcidos por toda Buenos Aires causaron sorpresa. Un grupo de artistas colocó veinticinco humanoides de látex en situaciones de riesgo. La Policía y el SAME estaban avisados pero no se pudieron evitar episodios confusos en la calle.” (Clarín)

El día de los falsos muertos. Una veintena de muñecos de plástico con aspecto humano fueron arrojados en la calle como parte de un proyecto del Rojas. Hubo indiferencia, solidaridad y hasta algún incidente con golpes.” (Página/12)

Si uno lee la noticia en Clarín, la sensación es que un grupo de locos peligrosos agredió gratuitamente a la población, que reaccionó con sensibilidad, solidariamente, y en algunos casos con justa indignación.

Si uno lee la noticia en Página/12, la sensación es que un grupo de artistas notables mostró aspectos patéticos de una sociedad egoísta, vanidosa, agresiva, llena de temores.

En ambos casos se trata de una sucesión de episodios anecdóticos, la mayoría elegidos a propósito para el enfoque particular de cada diario. Algunos de esos episodios, en cambio, son los mismos en ambos medios, y sólo difiere la forma en que se los relata. Un ejemplo:

Clarín: “Una mujer por encima de los 70 se acercó al muñeco de Defensa y Estados Unidos y empezó a llorar. ‘Veo este cuerpo y me imagino que soy yo misma tirada, muerta’, se derrumbó.”

Página/12: “El cuerpo descansa en la vereda. Una mujer de unos 70 se queda mirándolo impresionada. Fue tal su actitud, que uno de los alumnos del Rojas se acercó para explicarle. ‘Ya sé, ya sé –le dijo la mujer–, lo que pasa es que me veía yo, así, dentro de unos años, sola, abandonada.'”

Otro:

Clarín: “En Avenida Alvear y Ayacucho, todo terminó mal. Primero un portero creyó que el muñeco era el diariero que acababa de sufrir un infarto. Después salieron desde la casa Versace y el Hotel Alvear para exigir que sacaran el cuerpo ensangrentado del lugar. Recién lo hicieron cuando un médico y vecino de la zona trompeó a uno de los supervisores del proyecto.”

Página/12: “Frente a la Galería Alvear, un muñeco intentaba transmutar la indiferencia de la gente. Reaccionó un vecino, distinguido médico según se informó más tarde. Primero volcó su energía sobre el croto de plástico. ‘Debía suponer que le ensuciaba la vereda’, supuso el director [de la experiencia, Emilio García Wehbi]. Pero cuando descubrió que un fotógrafo registraba la escena, lo atacó a trompadas. El colaborador del Rojas terminó herido en el Fernández.”

Me pregunto qué diario reflejará lo que sucede en mi propio planeta. ¿Uno de estos? ¿Otro? ¿Cómo saberlo?

[16/11/2012]

Nuevo link para la nota de Página/12.

Queda claro que no es nada nuevo que ambos diarios sean tan diferentes.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *