Algo faltaba

[10/10/2002]

Algo le faltaba a la esquina de Mendoza y Crámer. Al pasar casi cada día notaba un vacío indefinido, una especie de hueco que aún no había adquirido la forma de aquello que debía llenarlo. A diferencia de otras esquinas, esta parecía incompleta, difusa.

Hoy llegó el alivio, se resolvió el misterio: entre los autos, con un ojo en el semáforo y el otro en su arte, apareció un malabarista.

Join the Conversation

No comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *