Join the Conversation

No comments

  1. Eduardo, estoy revisando todos los meses que me perdí de tu weblog y encontré esta pequeña narración del tipo que se puede mover en la cuarta dimensión y por lo tanto cambia de frente sin girar. Se me ocurrió que si yo tuviera ese poder y quisiera hacer lo mismo, soy tan torpe que lo más probable es que terminara con los órganos internos afuera, dado vuelta como una media. Un asco, sí. Salud, Juan Terranova.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *